05/07/2020
ruta gastronomica en guatemala

Ruta gastronómica en Guatemala

Aquí te dejamos todo lo que tienes que comer cuando visites Guatemala, dentro de la ruta gastronómica que preparamos, verás que sus deliciosos platillos se parecen a los que sirven en Latinoamérica, teniendo como base el milenario, maíz.

Además de esto te dejamos 10 platillos que debes comer cuando estés en este país lleno de paradisiacos paisajes, costas increíbles y gente que sabe ser anfitrión en todos los sentidos.

El gobierno de Guatemala impulsa la ruta gastronómica

La ruta gastronómica tiene como objetivo mostrar la comida tradicional de Guatemala, con esto se quiere difundir los orígenes, la riqueza histórica y las raíces que dejó la civilización maya.

Aunque el gobierno del país ha puesto todo de su parte para que esta difusión de sus platillos destaque, vale la pena señalar que en este trabajo también participa un grupo de chefs y cocineros que se han juntado para impulsar la gastronomía local para que los turistas la conozcan.

Aunque la base de la dieta alimenticia de los mayas ha sido históricamente el maíz, considerado sagrado dentro de la cosmovisión de los indígenas, las tradiciones culinarias prehispánicas también contemplaban una amplia variedad de plantas, raíces, frutos, hojas, semillas, vainas, flores y hongos, así como una larga lista de animales mamíferos, aves, insectos y mariscos.

Estas aseveraciones se han podido consolidar gracias a estudios científicos, los cuales indican que, los tamales de maíz son el alimento más antiguo de la gastronomía prehispánica. Los cuales eran servidos en los banquetes de los reyes y gobernadores, u ofrendas, llevaban una salsa hecha de calabaza, achiote o cacao.

comida tipica de guatemala

El sincretismo de la cocina de Guatemala destaca en cada platillo

 La mezcla de ingredientes, técnicas y utensilios, propios de la cultura indígena y española, dieron como resultado suculentos manjares que, sazonados con historia y tradiciones, que han sido convertidos en una ruta de guisos para los turistas que visitan esta nación centroamericana.

La ruta de la gastronomía guatemalteca incluye un poco de todo:

  • Jocón: La famosa salsa de este delicioso plato es hecha con una variedad de vegetales verdes. El jocón se puede comer con carne de pollo, res y marrano
  • Paches: Estos asombrosos tamales están hechos de papa o arroz en vez de maíz. Son preparados similarmente a los tamales normales, pero su peculiar sabor es incomparable con cualquier otra cosa que hayas comido antes
  • Chuchitos: Esta es la versión más simple de tamales que posee Guatemala. Hechos con masa de maíz y pocas especias, estos pueden ser comidos a todas horas del día. Ya sea que los uses como acompañantes de cualquier platillo típico o los comas con un poco de salsa o crema, no podrás comer sólo uno
  • Plátanos en mole: Si eres amante de los plátanos y el mole entonces este será tu nuevo postre favorito. La combinación de todos los sabores del mole más la consistencia de los plátanos hace que este sea uno de esos platillos que puedes comer para cualquier ocasión
  • Pepían: Este platillo es conocido por su deliciosa salsa que es hecha con pepita y semilla de sésamo. Es servido con pollo, arroz y güisquil (mejor conocido como Chayote) para darle una textura perfecta y un sabor único.
  • Tamales de Chipilin: Otra variedad de tamales que son muy populares en Guatemala son los tamalitos de chipilín. Estos simples bocadillos de masa son la perfecta adición para cualquier hora de comer
  • Hilachas: Las hilachas son un platillo hecho con carne de res y una salsa especial de tomate que lleva un proceso de preparación delicado. Todo el esfuerzo que llevan las hilachas se puede sentir desde el momento que pones el primer pedazo de carne en tu boca. Este será uno de los mejores platillos que comerás en Guatemala
  • Yuca con Chicharrón: La grasa del chicharrón combinada con la yuca (que se puede hacer hervida o frita) y el delicioso picadillo de tomate será una explosión de sabores en tu boca que jamás olvidarás
platanos en mole

Estos últimos son considerados los reyes de los condimentados recados, elaborados a base de especias y carnes de la región.

Otros platos típicos son:

  • Mojarra frita: Este producto se da mucho en las costas que tiene el país y es gracias a las corrientes que llegan desde Asia, lo que garantiza un pescado lleno de carne
  • Gallo en chicha, dulce o picante: Sus variantes son distintas en cada lugar en el que visites, por ello podrías comer más de una versión
  • Subaníc: Un platillo exótico que lo podrás encontrar desde el mercado de la zona hasta los mejores restaurantes
  • Recado de tres carnes: Un platillo que te dejará satisfecho en todos los sentidos, no dudes en probarlo
  • Pulique: Siente los verdaderos sabores de la zona con este platillo y disfruta al máximo con sus condimentos

Luego de la extensa comilona de platos fuertes tradicionales, es necesario tomar un descanso para dar paso a la amplia gama de delicias dulces que representan los postres.

Los postres y las bebidas son parte de la gastronomía de esta ruta culinaria

Debemos de reconocer que estos platillos deben de ser acompañados por postres que estén a la altura, por lo que en esta parte destacan las combinaciones ya más cercanas a España y México.

Entre los postres más apetitosos se encuentran:

  • Los plátanos en gloria
  • Rellenitos de plátano y frijoles guisados
  • Dulce de camote
  • El polvorón
  • El bocado de reina
  • Los molletes y torrejas
  • El dulce de leche
platanos en gloria guatemala

Como siempre, se deben de contemplar las bebidas, las cuales muchas funcionan como acompañantes o digestivos perfectos para la hora de la comida, aquí te dejamos algunos:

  • Un café y un plus digestivo, también conocido como Carajillo
  • Caldo de frutas: Una bebida artesanal preparada a base de frutas fermentadas
  • Un “tuco”, es decir; un aguardiente destilado popular entre los indígenas.

De esta forma, la ruta gastronómica de Guatemala pinta para ser una verdadera bandera que represente toda la riqueza que existe en el país, dando como resultado un interés real del turista por productos y platillos llenos de raíces prehispánicas.